PRONÓSTICO BALONMANO


¿CÓMO PRONOSTICAR AL BALONMANO?

Deporte con una fuerte tradición en España, sobretodo en el norte del terriotrio nacional con grandes equipos como el Ademar de Leon o el F.C.Barcelona, y los históricos Ciudad Real o San Antonio de Pamplona. Wincomparator os invita a conocer las claves para pronosticar sobre este deporte y ganar las máximoas apuestas posibles.

LAS COMPETICIONES

El balonmano propone muchas opciones a lo largo del año. Entre los campeonatos nacionales, la Liga de Campeones o las competiciones internacionales, la oferta de apuestas es verdaderamente considerable.

Los Campeonatos Nacionales: Para comenzar a apostar al balonmano, es necesario conocer la Liga ASOBAL, la primera división española. No obstante, con la desaparición del Atlético de Madrid, el F.C.Barcelona ha quedado como claro favorito en todos sus encuentros, y destacan sus duelos con el Granollers y el Ademar de León. Destacan también las ligas de Francia y Alemania.

 Las Competiciones Internacionales: Aquí encontramos los Juegos Olímpicos, los Campeonatos del Mundo y de Europa. Los partidos más atractivos o los favoritos son siempre los mismos. Francia es, a día de hoy, la selección más fuerte, pero hay muchos candidatos en desbancar al conjunto galo como España, Qatar o Croacia.

 La Liga de Campeones: Esta competición es la más complicada a la hora de pronosticar ya que el nivel es muy alto en todos los participantes. Una vez se domina las ligas nacionales, es momento de apostar a la Copa de Europa.

LOS FACTORES CLAVES

El lugar: En Balonmano, como en muchos deportes de pista cubierta, el factor público es muy importante. La presión de los aficionados hacia los visitantes y los arbitros puede ser clave.

 La efectividad: Es muy importante consultar la efectividad de los equipos. En un equipo compuesto de 7 jugadores, siempre destacan uno o dos jugadores que son decisivos en ataque. Los equipos que tienen jugadores del calibre de Nikola Karabatic o Mikel Hansen suelen llevarse muchos puntos gracias a ellos.

 La clasificaicón: A veces, la situación de cada equipo puede ser más importante que la calidad de la plantilla. Si un equipo se juega ganar una liga, o evitar el descenso, saldrá con una motivación extra que cuando encara un partido normal.

 El Calendario: Es bueno consultar el calendario de los equipos antes de apostar a un partido. Puede que alguno de ellos tenga un calendario más apretado que el otro, y eso conlleva un cansacio acumulado.